Los Mecanismos de Defensa

Son los medios que utiliza la persona de forma inconsciente para enfrentarse a determinadas situaciones de relación con los demás. Sobre todo situaciones que alteran nuestro equilibrio personal o nos desestabilizan. Con estas defensas, inconscientemente evitamos situaciones estresantes, dolorosas o desagradables. Es importante aprender a detectarlos, para que seamos capaces de enfrentarnos a ellos, no omitirlos u olvidarlos, sino reconocerlos y actuar desde sus tendencias. De este modo estaremos dando un paso importante a la hora de enfrentarnos a nuestra realidad, de una forma menos cómoda, pero por supuesto mucho más madura, responsable y a la larga, los resultados serán más enriquecedores, sobre todo a nivel de crecimiento personal.

La personas, una vez aprendamos a detectarlos y actuemos teniendo en cuenta estas defensas y evitándolas, iremos entrenándonos y los resultados ante situaciones parecidas serán cada vez mejores. Además, como cada conducta que se entrena, cada vez nos costará menos esfuerzo el responder ante situaciones concretas sin tener que poner en medio ningún escudo.

Algunos mecanismos de defensa:

 

  • AGRESIVO: actitud de intimidar, con el fin de que nadie trabaje con la persona. El objetivo es generar y provocar distancia.
  • FANTASÍA: da hechos imaginarios como reales, consiguiendo llamar la atención.
  • NEGACIÓN: Es un NO constante a todo, cualquier intento de llegar a la persona o su realidad es un “no” por  respuesta, es un no querer verse y un no querer que le vean.
  • IDENTIFICACIÓN: Es un SI a todo y a todos, consiste en agarrarse a los demás (ideas, vivencias) y hacerlas propias, con esto consigue no pensar, no dar su opinión y no generar conflictos.
  • REGRESIÓN: ante las dificultades y problemas de enfrentamiento a las mismas, se adopta la postura más sencilla, a veces se asemeja a una vuelta a la infancia.
  • COMPENSACIÓN: Desplazan la atención desde si mismo hacia fuera, con el fin de no abordar temas que entiende complicados para sí, proyección hacia los demás.
  • RACIONALIZACIÓN: Buscar razones para justificar todo cuanto ocurre, cuando no hay razones lógicas, se convierte en una ausencia de comunicación sincera.
  • IDEALIZACIÓN: Potenciar soluciones totales, sería el todo o nada y adaptando la viabilidad de las mismas en función de ese todo o nada, desde ahí cualquier dificultad puede ser fácil o totalmente imposible de solucionar.
  • SOMATIZACIÓN: Conversión de problemas personales en problemas físicos.
  • AISLAMIENTO: Cerrazón ante el grupo.
  • VICTIMIZACIÓN: Referida en este caso a desplazar la culpa de nuestros problemas hacia fuera, no queriendo ver nuestra responsabilidad, con lo cual perdemos la posibilidad de cambio.

Todos tenemos algunos o muchos de los mecanismos aquí tratados, lo esencial es que cada uno vayamos conociendo cuáles son los nuestros y que actuemos conociéndolos, no permitiendo caer en estas trampas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.

Mariángeles Ros | Colegiada Nº AN05135 | Pasaje Escritora Gloria Fuertes 12, 1º-B - 14005 Córdoba | 664 720 454 Terapia Gestalt Córdoba Aviso legal | diseño web